« Volver

17/11/2011

Observando planetas extrasolares desde el MónNatura Pirineos

Además de las actividades educativas que se realizan dirigidas a los visitantes del centro, el equipamiento del observatorio de Les Planes de Son está permitiendo a científicos obtener datos que desvelan los misterios de algunos planetas lejanos.

Un ejemplo es el planeta gigante WASP-33b, que orbita en torno a una estrella de la constelación de Andrómeda. Un equipo del Instituto de Ciencias del Espacio descubrió hace pocos meses que esta es en realidad una estrella variable del tipo delta-Scuti (estas estrellas varían ligeramente su tamaño y forma cada pocas horas, y esto se refleja a modo de pequeños cambios periódicos en su luminosidad), la primera conocida con un planeta orbitando en él. Ahora las pulsaciones de la estrella están siendo estudiadas en detalle con telescopios como el de Planes de Son, para determinar si pueden estar influenciadas por la presencia del planeta.

Las observaciones consisten en tomar medidas del brillo de la estrella durante un tiempo y estudiar como varía ésta. Asimismo, cada vez que el planeta transita por delante de la estrella (aproximadamente cada 1,22 días) podemos observar como esta le eclipsa un 1% de su luz, lo que permitió su descubrimiento y que permite estudiarlo actualmente.

 

Imagen:Representación artística de un planeta gigante y caliente, similar a como seria WASP-33b.  

                  

Autor: Enric Herrero, Instituto de Ciéncies del espacio (CSIC-IEEC)

 


Imagen Derecha: Datos del brillo de WASP-33 medidas desde Planes de Son la noche del pasado 21 de octubre. Se muestra la bajada de luminosidad debida al paso del planeta por delante de la estrella, además de las oscilaciones de brillo que sufre la propia estrella.